Blogia
pokit in a pocket

equus

No pude negarle la atención
al enemigo que llevo adentro,
ni ignoré el fuego plateado
que iluminaba nuestra soledad,
fuimos la ingravida gravedad
de un mundo sin prisas,
hecho a la medida del instante,
y alimentamos las venas fugaces
con puntos de estrellas,
con razones que se nos caían
desde el firmamento callado,
en una galaxia terrible, y espiral.

No quise renegar de la verdad
que conocí en mi yo más sincero,
callar sus exigencias diarias
era el mismo ejercicio inútil,
vestido con las ropas de siempre,
en el que el tiempo se perdía
sin dejar de mirar hacia atrás,
y fuimos la desnudez del momento,
y también la fragilidad del miedo
a las eternidades de mañana,
fuimos tanto, y fuimos sin nada,
sólo fuimos los dos otra vez.


"Equus"
© Pokit in a pocket. chus alonso díaz-toledo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

josé -

Un blog excepcional. No te conocía, tienes una poesía realmente fantástica, y una prosa de las que llegan. Enhorabuena.
Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ariadna -

El poema es precioso, pero odio esa facilidad con la que sacas belleza de lo más sórdido. Me imagino que por eso eres poeta, aunque a ti no te guste que te lo digan.
Besos viajeros llenos de luz.

Marta -

Llevo tiempo leyéndote sin dejar comentarios pero hoy no lo he podido remediar. Es un poema precioso lleno de figuras y de sensaciones, con versos maduros y con ritmo de lectura musical. Me ha gustado mucho.
¿Nunca contestas a los comentarios? Antes sí lo hacías. Estaría bien que lo volvieses a hacer.
Un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres